Trabajó en Desarrollo Social

Quién es Jeremías Canteros, uno de los acusados por extorsionar a los beneficiaros de planes sociales

Jeremías Canteros
Compartí esta nota:

Es el segundo de Eduardo Belliboni en el Polo Obrero y uno de los que tiene pedido de detención. Le encontraron dólares, euros y 50 millones de pesos.

En el marco de una investigación iniciada a raíz de denuncias recibidas a través de la línea 134, habilitada por el Gobierno Nacional para víctimas, se llevaron a cabo un total de 27 allanamientos a personas acusadas de extorsionar a beneficiarios de planes sociales, entre ellas Jeremías Canteros. Este operativo fue resultado de las diligencias judiciales ordenadas por el juez Sebastián Cassanello.

Las acusaciones señalan a individuos que presuntamente habrían ejercido presión sobre los beneficiarios de programas sociales, coaccionándolos para participar en manifestaciones y actividades políticas. Entre los implicados figura Jeremías Canteros, conocido como el dirigente número dos en importancia del Polo Obrero. El dirigente se ubica detrás de Eduardo Belliboni, uno de los principales referentes piqueteros del país.

Canteros, quien fue uno de los organizadores del acampe realizado en la Avenida 9 de Julio en febrero de 2003, ha sido señalado en esta causa por extorsión. Durante los allanamientos, se encontraron aproximadamente 50 millones de pesos, así como también dólares y euros en su poder. Además, fuentes extraoficiales sugieren que Canteros también se desempeñaba como empleado del Ministerio de Desarrollo Social.

Cómo eran las extorsiones

Una de las modalidades de extorsión denunciadas implicaba obligar a los beneficiarios de planes sociales a participar en manifestaciones y actividades políticas. Incluso a solicitarles certificados médicos en caso de ausencia. Estas acciones habrían vulnerado los derechos de los ciudadanos, coartando su libertad de elección y utilizando los programas sociales como herramienta de presión política.

El caso ha generado un fuerte revuelo en el ámbito político y social, poniendo en tela de juicio la integridad de las organizaciones sociales y su relación con el Estado. La investigación continúa en curso, con la expectativa de esclarecer los hechos y llevar a los responsables ante la justicia, en aras de garantizar la transparencia y el respeto por los derechos de los ciudadanos más vulnerables.

Compartí esta nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mantenete actualizado con nuestro boletín de noticias.

Suscribite ahora para recibir la información más relevante en tu correo.

Valentina Davolos

¿Hay violencia en el lenguaje? Si es así, ¿cómo es que llega a la violencia física?, ¿influye un Estado ausente?...

Contactanos completando el formulario